Trabajar desde casa y sus ventajas

Trabajar desde casa es una oportunidad que recientemente se ha vuelto rentable con el uso cada vez mayor de la tecnología y de aplicaciones que facilitan el trabajo a distancia. Por ello vamos a explorar las ventajas de esta nueva forma de trabajo.

Ventajas del trabajar en casa

En primer lugar, el trabajo a distancia puede aumentar la productividad. Trabajar en tu propio hogar te evita las distracciones de un lugar de trabajo, como por ejemplo las interrupciones continuas. Tienes tu propio espacio, que puedes diseñar y modificar a tu gusto, y es más fácil concentrarse y que los momentos de mayor productividad se alarguen y les saques provecho. Aunque eso implica una mayor capacidad de autogestión.

trabajar desde casa

Las necesidades de conciliación familiar y laboral pueden resolverse con el teletrabajo. Si, en momentos puntuales, necesitas cuidar a un ser querido y pasar más tiempo en tu vivienda, el trabajo en remoto te lo permite. Cuando tus hijos se ponen enfermos o si tu pareja ha tenido un accidente y tienes que atenderla unos días, sin duda esto sería una gran opción para no abandonar tu empleo.

Ligado a este último punto, otra gran ventaja es la flexibilidad horaria. Con una buena autorganización y en coordinación con la empresa, podrás adaptar tu trabajo a tu ritmo de vida y gozar de mayor libertad para ejecutar tus tareas. Y, por supuesto, el ahorro de tiempo: dedica esos minutos al día que te pasabas en coche o en transporte público para dormir un poco más, o levantarte antes para hacer ejercicio, leer la prensa y ponerte al día sin necesidad de correr o atorarte en el tráfico.

Finalmente, se disminuye el absentismo laboral disminuye en personas que trabajan en remoto hasta un 31%, en comparación con los empleados de oficina. Esto puede deberse a que, como hemos dicho antes, en casa los trabajadores pueden combinar el cuidado de sus seres queridos con el trabajo sin abandonar ninguno de los dos.

¿Qué te parece esto? ¿Podría ser una buena alternativa para ti?